agosto 4, 2022
Diccionario de Infectología y Microbiología Clínica

Diccionario de Infectología y Microbiología Clínica

Un diccionario cumple funciones muy importantes como el de albergar el contenido de una lengua, su expresión y en el significado. Las ciencias crean su propia lengua dependiendo a lo que esta dirigido el conocimiento que recaban. La infectología y microbiología clínica son ciencias que no se escapan de crear su propia lengua, la cual esta compartida con otras ciencias de la salud.

Diccionario de Infectología y Microbiología Clínica

Es importante tener en cuenta que los diccionarios, no son una guía o referencia para realizar un diagnostico o alguna prescripción. Este diccionario tienen la finalidad de ser un texto de consulta de soporte teórico para esclarecer algunas dudas sobre términos, su significado o la naturaleza de una palabra o un concepto que son usados en Infectología y Microbiología Clínica.

De acuerdo al autor del Diccionario de Infectología y Microbiología Clínica Carlos F. Amábile Cuevas, su texto está dividido:

Hay cuatro grandes tipos de definiciones, no explícitamente separadas: microorganismos que causan infecciones en el ser humano (virus, bacterias, hongos y protozoarios, y la definición de priones), enfermedades infecciosas causadas por los anteriores, agentes antimicrobianos usados clínicamente, y otras definiciones relevantes de conceptos microbiológicos o farmacológicos. Los microorganismos se presentan, mayoritariamente, por su nombre científico (binomio género- especie), listado por el género y con las especies relevantes descritas; en casos selectos se enlista también el nombre coloquial y, en unos cuantos más, alguna denominación específica. Por ejemplo el estafilococo dorado puede estar listado como «Estafilococo», dentro de la definición del género “Staphylococcus”, o en el término «MRSA».

Tal  vez sea de su interés:

«Manual Toma de Muestras, Medios de Transporte, Medios de Cultivo y Pruebas Diferenciales»

Los nombres científicos cambian conforme nuevas técnicas moleculares nos revelan las verdaderas relaciones filogenéticas de los microorganismos; intenté incluir los nombres que, aunque ya no deben emplearse, siguen en uso en el medio: Branhamella es un buen ejemplo, que remite a Moraxella, el nombre adecuado. Desde luego, se incluyen sólo los nombres que cambiaron hace 20 años o menos; Pseudomonas aeruginosa alguna vez se llamó Bacillus pyogenes, pero eso fue hace 100 años. Hay, sin embargo, una breve lista de nombres de bacilos, bajo «Bacilo» que aun se emplean coloquialmente.

Si el contenido de la pagina le fue útil, no olvide compartirlo en sus redes sociales.

Diccionario de Infectología y Microbiología Clínica


 

Comparte Tu Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.